Brasil se vio sacudido en el día de ayer por un informe periodístico del canal TV Globo, en donde se vinculó al presidente Jair Bolsonaro con el crimen de la legisladora Marielle Franco.

Según el informe emitido por la cadena periodística de mayor audiencia del país, el principal sospechoso de haber asesinado a la concejal fue visto por uno de los guardias de seguridad, que vigilaba el complejo donde residía el entonces diputado Jair Bolsonaro. 

El reporte se basa en declaraciones de un portero del complejo, que afirmó igualmente que siguió por cámara al vehículo, que se dirigió en realidad a la casa de otro habitante del lugar, el expolicía Ronnie Lessa, acusado de ser el autor de los disparos que mataron a Franco y a su chofer Anderson Gomes.

Según el JN, el portero dijo que fue "el señor Jair" quien autorizó el ingreso, aunque eso no sería posible porque, según el informe, existen registros de que Bolsonaro estaba ese día en la Cámara de Diputados en Brasilia, como el mismo presidente recordó en su video. 

El presidente Bolsonaro, se encuentra de gira en Arabia Saudita, y desde allí publicó un video en donde salió a responder esta grave acusación: "Ustedes, TV Globo, todo el tiempo hacen un infierno mi vida, ¡mierda! Ahora me vinculan a la muerte de Marielle, ¡infames, canallas! No va a funcionar, no tengo motivo para matar a nadie en Rio de Janeiro", gritó el mandatario en una transmisión en vivo en sus redes sociales que grabó casi a las 4 de la mañana. 

"O el portero mintió o indujeron al portero a un cometer falso testimonio o escribieron algo en investigación que el portero no leyó y firmó. ¿Cuál es la intención? Siempre la misma, todo el tiempo están encima de mi familia, de mis hijos y de quien está próximo a mí", afirma enfurecido.

"No debería perder la compostura, soy presidente, pero confieso que estoy en el límite con ustedes", afirmó, en referencia a Globo.