Tras 30 años de manejo a manos de empresas privadas con balance negativo, el Ministerio de Transporte decidió rechazar la prórroga de las concesiones ferroviarias de carga en las líneas Sarmiento, Mitre y Roca

Actualmente, el servicio lo manejan Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca. A partir de 2022 volverán a manos estatales, a cargo de Trenes Argentinos Cargas (TAC), organismo que realizará un plan de transición.  

Este lunes se publicó la resolución 211/2021 en el boletín oficial. La misma establece que la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes estará a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura. Fue el flamante ministro Alexis Guerrera quien definió que TAC se haga cargo del manejo, pero como parte de la transición a un modelo de uso abierto con participación público-privada.  

Fuerte decisión del Gobierno: los trenes Sarmiento, Mitre y Roca de carga vuelven a manos del Estado

El informe de la Comisión Especial de Renegociación de Contratos del Ministerio de Transporte concluye: "Las concesiones ferroviarias de cargas arrojan, al cabo de casi 30 años, un balance negativo en términos de estado de la infraestructura, velocidad y ramales perdidos". En base a este análisis, el ministro tomó la decisión de no prorrogar los contratos.

La Comisión aseguró que lo mejor era no renovar los contratos con las empresas privadas y la experiencia de TAC demuestra que el desarrollo del sistema ferroviario nacional y el incremento de su participación en la matriz "dependen de una concepción y una administración integral de la red".

La resolución no cierra la participación a la gestión privada, pero si recomendó un papel específico para los terceros involucrados en la administración de la red de carga: "El papel de los actores privados debe circunscribirse a la operación de las cargas que consigan, cuestión en la que su colaboración con el sistema resulta útil y saludable, en atención a su experticia en la gestión comercial" .

Tweet de data diario