Este martes, el secretario de Asuntos Estratégicos del Gobierno nacional, Gustavo Béliz, reveló que el Ejecutivo está trabajando en "un estudio pionero que marca y propone un pacto para el buen uso de las redes sociales". 

El funcionario lo hizo en el marco de su exposición en la Agenda Productiva Federal, del Consejo Económico Social. Según Béliz, el objetivo de dicho proyecto es que las noticias falsas "dejen de intoxicar el espíritu" de la democracia. 

Luego sus dichos fueron tergiversados por algunos medios, intentado dar a entender que el objetivo era controlar las publicaciones en las redes sociales o en internet. 

La oposición en general y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, tomaron esta línea y salieron a oponerse al supuesto proyecto.

"La mejor manera de no intoxicar el espíritu de nuestra democracia es respetando la libertad de expresión y de opinión. Meterse a controlar las expresiones en las redes sociales es inaceptable e inconstitucional", expresó Larreta en sus redes. 

Y agregó: "Cualquier límite a la libertad de expresión es un intento de erosión de nuestra democracia y nos oponemos absolutamente". 

 Quien salió a contestarle fue la portavoz oficial de la Presidencia de la nación, Gabriela Cerruti, quien en la red social del pajarito, tomó el mensaje de Larreta y lo contestó de manera contundente. 

"Lo que erosiona la democracia es que un jefe de gobierno instale noticias falsas. El debate sobre el buen uso por parte de los ciudadanos de las redes sociales para no generar odio o bullying o ansiedad es eje de las prácticas republicanas en el mundo", escribió la funcionaria. 

Tweet de Gabriela Cerruti

Y aclaró que "Redes para el bien común es un programa del Consejo Económico y Social que nace a partir de la adhesión de la República Argentina al Pacto por la Información y la Democracia impulsado por Francia y Alemania en base a una iniciativa de Reporteros sin Fronteras".

Tweet de Gabriela Cerruti