Tras un maratónico debate, el Senado nacional, aprobó con algunas modificaciones, la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Con 38 votos a favor, 29 en contra, y 1 abstenciones, el oficialismo finalmente aprobó la legalización del aborto. 

 

 

El apoyo al proyecto de ley por parte de los "indecisos": la senadora neuquina Lucila Crexell, su par del radicalismo, Stella Maris Olalla, el salteño Sergio "Oso" LeavyOscar Castillo del Frente Cívico y Edgardo Kueider del FdT,  fue clave para que el aborto legal sea ley en nuestro país. La intervención del Ejecutivo, para convencer a estos senadores habría sido fundamental para inclinar la balanza. 

 

Por otro lado, el cambio de voto de la senadora Silvina García Larraburu, que en 2018 había votado en contra de la legalización del aborto, fue otro de los pilares del resultado final. “Mi voto es un voto deconstruido, mi voto es positivo”, dijo al finalizar su discurso. 

Más allá de ser esperable la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, le dio un condimento especial hacia el final del debate. El "sector verde" en las afueras del Congreso, se convirtió en una verdadera fiesta y las celebraciones y abrazos se sucedieron hasta el final de la jornada.