En el multitudinario acto de cierre de campaña que el Frente de Todos realizó en el distrito de Merlo, un inesperado momento cortó uno de los discursos. 

Un niño del público, se subió al escenario directamente al lugar donde estaba la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner y le dio una banderita argentina. 

Entre sonrisas, la candidata a diputada bonaerense, Victoria Tolosa Paz, interrumpió su discurso para ver la particular escena. Mientras tanto el niño continuaba repartiendo banderas de Argentina. 

Luego de darle una a Cristina, el niño siguió con el propio presidente, Alberto Fernández. Acto seguido la funcionaria le preguntó su nombre, sorprendida por el acto del niño. 

Después le dio banderas al gobernador Axel Kicillof y por último al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa