El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, celebró la llegada de nuevas vacunas al país y disparó contra la "obsesión" del sector más duro de Juntos por el Cambio y los medios hegemónicos de comunicación con el laboratorio productor de la vacuna Pfizer. “Querían flan pero no tiene dulce de leche”, argumentó, en torno al revuelo mediático que se armó durante los últimos días por el supuesto rechazo de vacunas por el mecanismo covax, episodio que ya fue desmentido por el gobierno y también por las propias autoridades de covax

En un desayuno que compartió junto a periodistas en el Salón Dorado, en el marco del día del periodista, el gobernador se refirió al comportamiento de algunos sectores de la oposición durante la pandemia del coronavirus. “Hay quienes dijeron que se muera quien se tenga que morir; eso es político. En cambio nuestra respuesta a la pandemia fue peronista”, indicó.

Kicillof disparó contra Juntos por el Cambio por Pfizer: "Querían flan pero no tiene dulce de leche"

En la charla se tocaron temas sociales relacionados a la pandemia y también se dialogó sobre la figura y la imagen del gobernador en estos contextos. Además, de Kicillof, también participaron su jefe de Gabinete, Carlos Bianco; la ministra de Comunicación, Jesica Rey; y la ministra de Gobierno, Teresa García. 

“Entiendo la política como una herramienta de transformación social y desde lo colectivo. Además, si no me gustase la política, sería muy difícil que sea gobierno. En todo caso hay que redefinir qué entendemos por política, yo no entiendo la política de la rosca, del off. Cada decisión que tomamos desde el gobierno es política y no técnica”, ratificó el gobernador bonareense. 

Y concluyó: “Si creen que la política es que las leyes se aprueban por acuerdos inconfesables o espurios, bueno, eso no nos gusta. No es así. Si eso otro es política es un exceso y una aberración en el uso del término. La política es la transformación social y a eso nos dedicamos todos los días”.