El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, desestimó esta mañana el pedido de juicio político que encabeza el “ala dura” del macrismo contra Alberto Fernández luego de la polémica en torno a la foto en Olivos. Si bien consideró que la reunión en plena cuarentena "está mal", le bajó el tono a la operación de su espacio político. 

El escándalo fue tomado por parte de la oposición para hacer campaña, pero inesperadamente surgieron diferencias entre los socios de Juntos por el Cambio: mientras el PRO y la UCR insisten con pedido de juicio político al Presidente, la Coalición Cívica (CC) se negó a firmarlo. 

Y ahora Rodríguez Larreta también le bajó el precio a la propuesta extrema de la oposición que pretendía el desplazamiento del primer mandatario. Lo hizo durante una entrevista con María O'Donnell en FM Urbana Play. 

"El juicio político es un tema, en todo caso, del Congreso, yo no lo promoví, yo no hablé de juicio político", lanzó Rodríguez Larreta. De todos modos, aclaró que no apoya lo sucedido al reconocer que "lo que hizo el presidente está mal, es un incumplimiento grave de su propio decreto, así de claro".

En esa línea, sugirió que el mediático pedido de su espacio político "hay que estudiarlo más". "No tengo el detalle de ese juicio político. Se trata del cumplimiento de normas. “A priori parecería que no hay causales” para impulsar un pedido tan desmedido como el juicio político dado que el hecho se trató de "un incumplimiento de su propio decreto".

Horacio Rodríguez Larreta en #DeAcáEnMás | Martes 17 de agosto