Referentes políticos de América Latina, nucleados en el internacional Grupo Hermandad, sostuvieron un encuentro con el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, para expresar su rechazo a las maniobras contra la estabilidad en la Isla y al bloqueo económico comercial y financiero sostenido por los Estados Unidos.  

Del encuentro participaron el ex presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma; el ex presidente colombiano Ernesto Samper; el subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes; la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcenas; el ex Canciller brasileño Celso Amorim; el ex presidente paraguayo, Fernando Lugo; el presidente del Observatorio de la Democracia del Parlasur, Oscar Laborde; el embajador argentino en Cuba, Luis Ilarregui; y el diputado nacional y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la Nación Argentina, Eduardo Valdés, entre otros dirigentes regionales. A su vez, la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff trasladó un mensaje de apoyo a Cuba.

El canciller cubano Rodríguez Parrilla realizó una extensa descripción y análisis de la situación actual en la isla: "Se trata de una operación político mediática, organizada desde el territorio de EUA, y desde dominios y cuentas, fundamentalmente de La Florida, con alteración de mecanismo de geolocalización, con el uso de herramientas de alta tecnología, con fondos federales de los EUA y del Estado de La Florida, con la creación de una compañía instrumental para estos efectos, reconocida por el Departamento de Estado de la Florida".

Sobre el impacto de la pandemia en Cuba, agregó: "Es cierto que en Cuba se manifiesta el impacto combinado de un momento pico de contagios y fallecimiento por Covid, estamos atravesando un pico pandémico. Cualquier observador desde otros paises considerará que la epidemia está bajo absoluto control en Cuba. El impacto económico de la pandemia ha sido extraordinario, porque para garantizar todo el protocolo de tratamiento, el desarrollo de una vacuna, de un segundo candidato vacunal que esperamos pronto que la autoridad regulatoria cubana certifique su utilización y su condición de vacuna". Luego, puntualizó: "Todo esto no solo demanda recursos, sino que está muy afectado también por el bloqueo. El bloqueo de EUA, en particular las 240 medidas que aplicó el gobierno de Trump, en especial las más de 50 que aplicó durante la pandemia, impidieron por ejemplo la adquisición de respiradores pulmonares para terapia intensiva, o afectan la producción de vacunas".

Sobre las protestas en Cuba, Rodríguez Parrilla planteó que se trata de "un intento fallido de desestabilización, el martes, el país estaba en absoluta tranquilidad, el llamado ridículo a la huelga general no ha sido acogido por nadie en el país, estamos en una situación de normalidad. Ante este fracaso, se ha pasado a una etapa de llamar a una intervención militar de los EUA en Cuba. De convocar a realizar actos terroristas y violentos, en internet circulan instrucciones sobre la fabricación de bombas molotov y armas rústicas.El gobierno cubano aplicará con severidad y absoluto respeto nuestras leyes, preservará la paz, la tranquilidad y la seguridad ciudadana".

En su intervención, Fernando Lugo señaló: "Hay una arremetida mediática terrible contra la hermana república de Cuba y hay que contrarrestar por todos los medios también defendiendo el proceso de la revolución libertaria de Cuba".

En tanto, la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff trasladó un mensaje de apoyo a Cuba y a su gobierno y condenó el bloqueo contra el pueblo cubano. 

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, señaló: "Lamentamos esta nueva agresión del imperio norteamericano. Con semejante campaña mediática y política, se trata de una agresión inaceptable. Mi respeto y cariño a Cuba, que con semejante bloqueo es el país más solidario del mundo. El presidente de Estados Unidos debe aceptar las resoluciones internacionales que dicen que hay que levantar el bloqueo, que es inmoral y criminal".

El ex presidente colombiano Ernesto Samper vinculó las situaciones de Colombia y Cuba: "Hay elementos que nos hacen pensar en un libreto envenenado que se manifiesta en distintos países. Tenemos que fortalecer las contramanifestaciones que respaldan en Cuba la revolución. En Chile, no hubo manifestaciones a favor de Piñera, ni en Colombia a favor de Duque. Pero en Cuba sí hay mucho apoyo al gobierno cubano".

El Subsecretario de Relaciones Exteriores de México, Maximiliano Reyes, expresó "una muestra fehaciente de solidaridad de nuestro país al presidente de Cuba" y agregó: "Es una etapa inédita en las acciones intervencionistas de EEUU, con agresiones cínicas hacia la integridad soberana de Cuba. El presidente López Obrador reiteró la particularidad de estas agresiones y la coincidencia con la difusión de medios de comunicación serviles, así como su apoyo solidario e inquebrantable con Cuba y con la dignidad latinoamericana".

En tanto, a Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcenas, dijo que "Cuba es el país más castigado por Estados Unidos, a través del bloqueo económico, con daños que ascienden a 147 mil millones de dólares en estas cinco décadas".

Por su parte, el ex Canciller brasileño Celso Amorim planteó: "El presidente Lula está muy atento a la situación en Cuba, tenemos una gran preocupación. El Secretario General de Naciónes Unidas debe tener una actitud de firmeza ante esta agresión intervencionista a Cuba. América Latina apoya la autodeterminación del pueblo cubano".

Por parte del congreso argentino, el diputado nacional y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Eduardo Valdés, señaló que "el gobierno argentino y el Frente de Todos apoya a Cuba, su gobierno y su pueblo", mientras que el diputado y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, enfatizó: "Cuba es víctima una vez más de una enorme agresión. El pueblo argentino y el pueblo cubano están unidos por una relación de profunda solidaridad histórica.