El ministro de Economía, Martín Guzmán, cruzó a las periodistas de TN que le recriminaban la pelea con los acreedores al Gobierno de Alberto Fernández en un contexto de renegociación de la deuda externa.

"Nosotros no vinimos a pelearnos con nadie, vinimos a resolver un problema que la economía Argentina ya tenía. En 2016, Macri tomó deuda en US$ al 7% cuando el mundo pagaba tasas cercanas a 0%", ratificó Guzmán.

Además, el ministro insistió que "para poder pagar eso, el país tendría que haber crecido mucho", y aseguró que en el caso de aceptar la contraoferta de los acreedores, "implica tener que ajustar en jubilaciones, algo que nosotros no vamos a hacer", puntualizó.

No obstante, Guzmán calificó que Argentina "ya se encuentra en default", y que la oferta del Gobierno "refleja una intención de búsqueda de consenso para con todos los acreedores".

Asismo, aseveró que "la oferta que hicimos es definitiva y tiene nuestro máximo esfuerzo".

Respecto de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el titular en la cartera de Economía manifestó que "hoy es imposible pagarle al FMI en los plazos acordados. El próximo paso va a ser buscar un acuerdo con el FMI que nos permita pagar esa deuda", remarcó.