A pocos días de las PASO, conocemos a Nicolás Terrera, precandidato a diputado provincial de la Tercera Sección Electoral por el frente Vamos con Vos de Florencio Randazzo.

¿Quién sos?

Soy vecino de la provincia, tengo tres hijos y una hija del corazón. Vengo de una familia de trabajo, mis padres no tuvieron la posibilidad de estudiar, tienen orgullosamente sus estudios primarios y dentro de esa familia tuve la posibilidad de aprender sobre respeto, valores, compromiso y solidaridad.

¿A qué te dedicas?

Soy abogado, gracias al trabajo pude tener la suerte de estudiar abogacía y también pude ejercer la profesión, lo que me dio también la posibilidad de trabajar de lo que quería. A eso uno apunta, a que el día de mañana los jóvenes tengan las posibilidades de trabajar o estudiar y hacer eso que los moviliza.

Nicolás Terrera, el randazzismo en la Tercera Sección Electoral bonaerense

Contame tu trayectoria

Políticamente, empecé a los 14 años pegando afiches, había que armar el engrudo y la soda cáustica. Tuve también la suerte de militar dentro de la Universidad: hacía política, pero también trabajaba en una panadería.

Para vos, ¿que está en juegos en estas elecciones?

Cuando uno es padre la prioridad la tienen los hijos, y me parece que la mejor herencia que le podemos dar a nuestros hijos es que el día de mañana esté mejor que nosotros. En esta elección está en juego como tratamos los problemas de seguridad, de la educación y del empleo. Yo por respeto a mis hijos y por respeto a la familia, tengo que hacer algo. No puedo quedar con los brazos cruzados, decir “bueno que se resuelva”. Los que estuvieron no lo pudieron resolver, los que están ahora tampoco lo pudieron resolver. Tiene que nacer algo nuevo, por eso estamos en Vamos con Vos.

Nicolás Terrera, el randazzismo en la Tercera Sección Electoral bonaerense

¿Qué trabajarías en la legislatura bonaerense?

Según la Constitución hay 3 temas que dependen del Gobierno de la provincia: la seguridad, la salud y la educación. Concretamente estos 3 temas son los que se hablan en todos los puntos de la provincia de Buenos Aires. Esto es algo que los que estuvieron y los que están no lograron resolver. En esta línea, vamos a ponernos a trabajar sobre el tema en particular, primero tenemos que cuidar a los que nos cuidan. El trabajo de la policía es lo que nos da la posibilidad de disfrutar de nuestros derechos y de vivir tranquilos. Esto hoy no pasa en ningún punto de la provincia de Buenos Aires.

Por otro lado, la educación es otro eje en cual me interesa trabajar, ya que si bien sabemos que es importante que nuestros jóvenes accedan a la misma, la realidad es que no se cumple. Solamente mirando el estado de los establecimientos educativos podemos dar cuenta de la gravedad de la situación. De esta manera, considero también quedarle la verdadera importancia implica, a su vez, que la educación pase a ser un servicio público esencial. Esto permitirá que nuestros hijos no sean rehenes dos veces al año por una discusión paritaria.

Por último, el otro tema fundamental es la salud. Recién el año pasado con la pandemia o en algunas ocasiones especiales le dimos la relevancia que le corresponde. Sin embargo, la verdad es que el estado de los hospitales es deplorable, lo mismo pasa con el magro salario de los médicos. Por lo tanto, hay que hacer justicia, tenemos que cuidar a quienes nos cuidan.

Los terceros espacios históricamente tendieron a diluirse o fusionarse con otros. ¿Pensás que con Vamos con vos va a ser diferente? ¿Por qué?

Tengo la convicción de que esto vino para quedarse y no es solamente una cuestión electoral. Lo que planteamos es un estilo diferente de vivir la actividad política, que no sea para unos pocos o algo condicionado a si estás o no en un partido. Son docentes, profesionales, trabajadores que entienden que de una vez por todas tenemos que al momento de tomar decisiones se deben tener en cuenta las consecuencias, no solo para quienes están ahora, sino para las próximas generaciones.

Es necesario tener una política de estado en estos temas acuciantes que tiene la provincia, como es la seguridad, la salud y la educación. Esto permite continuar con un proyecto más allá de cada gobierno, que una política trascienda en el tiempo y no estemos discutiendo dentro de 20 años sobre las cosas que no se hicieron ahora. El único ser que piensa que haciendo las mismas cosas obtienen resultados distintos es el ser humano.

Por lo tanto, nosotros buscamos empezar a ser un poco más responsables y tener la empatía que se está necesitando en la actividad política. Si quienes están actualmente son los mismos que estuvieron del 2015 al 2019, y no lo pudieron resolver, no creo que ahora tengan la fórmula mágica. Difícilmente pueda resolverlo alguien que vive en otro lugar y quiere estar en la provincia de Buenos Aires. Nosotros nacimos en la provincia, elegimos vivir en la provincia de Buenos Aires y vamos a estar también trabajando para que las próximas generaciones no tengan los problemas que tienen hoy.

¿Cómo te ves de acá a 5 años?

Más viejo y sí, a los 51 voy a estar un poco más grande. No me gustaría ver las consecuencias de lo que estamos hablando ahora. Yo la verdad que nunca fui diputado, por eso veo a la política como una oportunidad, tenemos la posibilidad de mostrar ahora lo que vamos a hacer.

Por lo tanto, dentro de 5 años más allá de que nuestros hijos van a ser más grandes, vamos a estar todos más maduros. Lo importante es ver que lo que uno plantea a futuro se termine dando. Justamente la situación que estamos viviendo hoy se dio porque quienes plantearon esas cosas en un pasado no lo pudieron lograr. No me gusta cometer los errores de quienes estuvieron antes que nosotros.

Te veo recorriendo bastante la tercera sección, ¿cuáles son los problemas más recurrentes que ves?

La tercera sección lo que tiene de particular es que es muy heterogénea, tenemos distritos del primer cordón muy al límite con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires también, como Avellaneda. La inseguridad, al igual que el acceso a la vivienda, son algunos de los mayores problemas. En los últimos años creció la densidad población, pero no hay los lugares para que las familias puedan realizarse. Asimismo, el tema del empleo es preocupante. Es una imagen muy repetida en el Conurbano la de las fábricas cerradas en los últimos años.

La heterogeneidad tiene también que ver con que la tercera sección electoral incluye a municipios como Magdalena, Punta Indio, Cañuelas, Lobos, entre otros, los cuales son lugares semi rurales que tienen otra realidad. Entonces en eso sí tenemos que tener la habilidad de ponernos en el lugar de lo que vive cada distrito. 19 municipios conforman la tercera sección electoral, tenemos un millón más de habitantes en un solo municipio de La Matanza.

Por otro lado, tenemos municipios históricos de la tercera sección, con una minúscula densidad poblacionales, los cuales tienen mucho por crecer. Por eso, tenemos que estar muy atentos, gobernar es fijar prioridades. Nosotros dentro del Congreso nacional, Vamos con vos en la legislatura de la provincia y en cada uno de los consejos deliberantes vamos a escuchar más para que el día de mañana se cometan menos errores.

Nicolás Terrera, el randazzismo en la Tercera Sección Electoral bonaerense

Sobre esto último que decías de que todos salen las mismas cosas, ¿qué le dirías al indeciso o al joven que descree la política?

Los tiempos cambiaron, era impensado hace 30 años atrás que cualquier persona tuviese un celular, es también impensado que se comunicará telefónicamente sin ningún cable. Por lo tanto, tenemos que también ponernos en el lugar de los que están demandando hoy en día la juventud, lo que demandan nuestros hijos. No basta con pensar que, con las recetas actualizadas, con un poquito más de color o con un poquito más de maquillaje, van a cambiar el resultado. Es necesario un análisis de fondo, darles participación a los jóvenes. Es momento de que nosotros le demos la verdadera responsabilidad que tienen los jóvenes, no solo para el futuro, sino también en el presente.

Frente a esto, yo trato de apuntar a una actuación conjunta, prestando más atención tanto a la juventud actual, como a las próximas generaciones. Temas como el medio ambiente representan un ejemplo concreto de la importancia de escuchar a los distintos sectores que componen el electorado. Uno no es el único dueño del lugar donde vive, sino que lo ocupa transitoriamente y lo que hay que hacer es preservarlo para que el día de mañana quienes vengan, tengan las mismas oportunidades. De esta manera, la conciencia que tienen sobre el medio ambiente y el desarrollo sustentable los jóvenes es mucho mayor que la mía.

Las sociedades cambiado, por lo tanto, el peor error que pueden cometer los políticos es desoír a la población, al igual que la creatividad, energía y las fuerza que aportan los jóvenes. Por esta razón, gran parte de nuestro espacio político está conformado por jóvenes y esos son los que dan energía y los que nos permiten también seguir actualizándonos. Nosotros vamos a estar muy atentos a lo que va a plantea la juventud, de darle una verdadera participación y pedir la opinión de esas cosas que ellos van a vivir. Sería muy caprichoso, hasta egocéntrico, pensar que nosotros tenemos que definir las cuestiones de todo.