La ex vicepresidenta Gabriela Michetti, fue a votar y luego del acto eleccionario fue entrevistada por un cronista de TV, quien le consultó acerca de su alejamiento del escenario político, tras la derrota electoral de Juntos por el Cambio en 2019. 

"Hay varias causas por las que no estoy, pero en síntesis, lo primero es que yo ya... cargos es muy difícil que vaya a ejercer porque soy de las personas que creen que cuando uno hizo lo que se llama el cursus honorum de la carrera política y llegó a determinado lugar, me parece que muchos vuelven para atrás", respondió. 

En este sentido, se refirió indirectamente al papel de algunos precandidatos, que vuelven al ruego luego de haber ocupado importantes cargos: "En pocos países sucede lo que pasa en Argentina, donde muchos vuelven para atrás: eran presidentes y vuelven para ser senadores o eran gobernadores y luego diputados. Creo que esas cosas habría que reverlas" 

Tal es el caso de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, quien no sólo volvió para atrás a nivel cargo político, sino que volvió para atrás en cuanto a distrito ya que previamente a ser gobernadora fue vicejefa de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. 

Acerca del acto eleccionario en las PASO, la ex funcionaria se mostró optimista: "La impresión que tengo es la de todas las jornadas electorales, hay entusiasmo y ganas de votar porque es un ejercicio cívico muy importante. Creo que Argentina es realmente un país bendecido, tenemos cosas extraordinarias, incluso la gente, pero tenemos que tratar de fortalecer lo bueno e ir deteriorando lo malo para salir adelante"

"Creo que ahora me toca acompañar, ayudar. He estado ayudando a algunos concejales del conurbano, algunos chicos jóvenes. Eso me parece que es lo que me toca hoy", sostuvo sobre su actual papel dentro de su espacio político. 

Por último cuestionó a la mentada 'grieta' política. "La grieta creo que es una cosa que nos destruye, que hace mucho tiempo nos hace mucho daño. Los momentos feos que vivió la historia argentina solo sirvieron para jorobarnos y lastimarnos a todos. Me parece que es algo que de a poco habrá que ir superando y sanando"

"La dirigencia política en esto tenemos mucha responsabilidad. Hay que mirar para adelante y hay que tratar siempre de bajar los decibeles de la confrontación de cosas que no tienen sentido", cerró Michetti.