Los distritos de Quilmes y Avellaneda prendieron las alarmas, debido a la cantidad de casos detectados de Covid-19 en la Villa Azul, uno de los barrios populares que comparten, por encontrarse en el límite de las jurisdicciones. 

Estos resultados surgieron luego de un operativo DetectAr, en el barrio afectado, en donde también asistieron los intendentes Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi. Junto al ministro de Desarrollo de la Comunidad provincial, Andrés Larroque; el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; la diputada nacional Magdalena Sierra, y el senador provincial Emmanuel González Santalla.

Los testeos se potenciaron y en total se relevaron 813 viviendas y 3.128 personas, donde hubo 125 hisopados de los cuales, 53 fueron positivos, quedando los 50 de hoy en estudio. 

Esta acción se enmarca en la iniciativa municipal Cuidarnos en combinación con el plan Detectar, articulado con Nación y con Provincia. Estos programas nos permiten identificar vecinos que tengan síntomas compatibles con el virus para evitar la propagación del contagio y conversar sobre la importancia de continuar con la cuarentena y utilizar los elementos de protección necesarios", señaló la jefa comunal, Mayra Mendoza.