El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, admitió que lo ocurrido el fin de semana en los bares de la Ciudad "no fue bueno" y advirtió que hubo gente que acudió a los espacios gastronómicos "sin barbijo y a menos de metro y medio de distancia".

En la conferencia de prensa a periodistas en la sede del gobierno de la Ciudad, el funcionario de la Ciudad arremetió que "se entiende que haya gente que tenga necesidad de salir", pero remarcó que "necesitamos el esfuerzo de la ciudadanía para cumplir con la normativa", en relación a los distintos métodos de prevención del contagio.

Parte diario del Gobierno de la Ciudad: habla Fernán Quirós, Ministro de Salud GCBA

En otro orden, Quirós justificó esta mañana que los argentinos "llevamos más de 6 meses de esfuerzo colectivo" en el marco de la pandemia de coronavirus y aseveró que "hay gente que no puede acompañar las políticas de la cuarentena original".

Durante la nueva reapertura de los bares, hubo al menos 12 locales de la Ciudad que fueron clausurados el sábado por no cumplir con las normativas vigentes, tras el descontrol que se vivió en la madrugada de la jornada del viernes.

La clausura se llevó a cabo por la agenia Gubernamental de Control de espacios gastronómicos de la Ciudad y los cierres correspondieron a bares ubicados en los barrios de Palermo, Agronomía, Liniers, Constitución y Caballito.

En contrapartida con los dichos del funcionario porteño, el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, criticó la medida de apertura de los bares correspondiente a CABA y fustigó: "Cuando uno juega al límite y a la ruleta rusa, el riesgo es muy grande".