Una particular situación dio lugar en la ciudad rusa de Zvenígorod, donde un ladrón utilizó una percha envuelta en una bolsa de plástico para entrar a robar en una tienda de celulares.

Según información del diario ruso RTel hombre pidió a la vendedora que le mostrara uno de los teléfonos, pero ni bien la empleada se acercó a la vitrina, el asaltante exhibió su artilugio y tras asustar a la mujer, se llevó cinco móviles.

El delincuente ya fue detenido y las autoridades llevan a cabo una investigación para aclarar todos los detalles del robo, informó la portavoz del Ministerio del Interior ruso.