Fernando "Coco" Silly defendió al Gobierno en el programa de Intratables y ante la consulta de la periodista Débora Plager respecto a la responsabilidad de los funcionarios con el relajamiento de las medidas de protección contra el coronavirus, el actor respaldó las medidas estrictas que se realizaron durante el inicio de la pandemia y pidió que se vuelvan a aplicar.

"Yo siento que el Gobierno tiene que mediar ahora con saber que no va a haber un confinamiento estricto, a menos que en todos los canales de televisión empecemos a ver los cadaveres en los pasillos de los hospitales y las ambulancias que no las dejan entrar a los hospitales. Ahí recién vamos a poder volver al confinamiento estricto", expresó el humorista.

Y agregó: "No creo que sea momento del mea culpa, es momento de la acción y de armar nuevas campañas. Después cuando termine todo este quilombo, nos sentamos y vemos qué hicimos bien y qué hicimos mal".

Además, el actor recomendó al Gobierno la publicación de spots más agresivos que puedan generar conciencia en la juventud, hasta el momento la población que acude a mayor cantidad de fiestas clandestinas y de reuniones multitudinarias.

"La campaña hoy tiene que ser: elegís a tres pibes en una fiesta clandestina, otro en un asado con 40 amigos y otro en la pileta besándose. Corte directo a esos pibes con la tía, con la abuela y con el viejo. Corte directo a la abuela con el respirador y al tío también. Algo que realmente los conmueva. Tienen veintipico de años y no se mueren con este virus, por eso hay que decirlo cruelmente", aseveró Silly.

En esa línea, "El Coco" pidió que "las fuerzas públicas estén en la calle controlando todo tipo de acceso", y pidió la rigidez de los controles "como fueron los primeros meses", en el momento que "estábamos todos con Alberto (Fernández)"

Respecto a la consulta sobre recibir la vacuna, Silly aseguró que está esperando que llegue ese momento, e ironizó: "Las estoy haciendo yo las vacunas, estoy mezclando mertiolate con lo que sea. Ni siquiera necesito acercarme, que me la tiren por la ventana. La rusa, la china, la checoslovaca, la que venga. La que se hace en Sarandí, en Villa Domínico, cualquiera", ratificó.