Pese al pedido de las autoridades a la juventud, para que tomen la responsabilidad de cuidarse frente a la suba de casos de coronavirus, siguen llegando videos de descontrol, en las playas de la costa atlántica.

En este caso se trata de una batalla campal, que se desarrolló en el municipio de Pinamar, en medio de la playa. La ausencia de distanciamiento es notoria, lo que facilitó el enfrentamiento entre un sinnúmero de personas.

La violencia parece no tener fin entre la multitud, hasta que llega la policía montada en cuatriciclos. Pinamar tomó medidas  de prevención, pero la cantidad de personas que ingresaron en la primera quincena de enero desbordó todas las capacidades.