El periodista Diego Brancatelli, recientemente dado de alta, tras sufrir varios días de internación por una neumonía bilateral, producida por el coronavirus, relató en diálogo radial con Paulo Vilouta el duro proceso atravesado. 

En primer lugar habló de su actual estado, todas las personas intubadas comparten el problema de la voz: "Recuperé bastante la voz, tratando de volver a la nueva normalidad. El miedo es terrible porque no sabés cómo puede terminar la historia”, afirmó. 

"La gran batalla es estar con ustedes y hablando, pero perdí todas las pequeñas batallas: primero deseaba no tener, después no tener síntomas, después fiebre, un día o dos se fue, la pasé bien y después me hicieron tomografías, el pulmón estaba bien y empecé con tos y con hipo”, continuó. 

En esta línea detalló: “Comienzo sin síntomas, a los cuatro o cinco días empiezo con la tos e hipo. Tres días completos de hipo. Cecilia (Insinga, su esposa) da ocho días después de mi positivo. Después, un lunes me levanto y fiebre”, manifestó. “Cuando me hacen los estudios, la tomografía, me da neumonía bilateral. Ahí empezó otra pesadilla, que quería evitar el respirador”. 

El histórico panelista de Intratables, durante los días de internación había realizado un conmovedor posteo en las redes donde afirmaba: “Qué importante es la salud, sin dudas. Cuántos no la valoran. Cuántos regalan sus vidas. Por nada. Pero qué importante también es tener una familia, amigos, compañeros que no han dejado un solo segundo de acompañarme”

Al final de la entrevista con Vilouta, afirmó, “Ahora tengo quince días de inyecciones por delante y me tengo que cuidar en mi casa”. El periodista se encuentra en plena recuperación"La falta de aire es tremenda, te cuesta hablar. Lo importante es estar bien de la cabeza, es el miedo que te agarra”