Luego de contar que se había quedado varada en un castillo en Francia, Maru Botana pudo regresar al país. Tal como indica el protocolo para los viajeros, al volver a Argentina deben cumplir cuatro días de cuarentena en un hotel-así está señalado en la ley provincial-. Sin embargo, la cocinera y su familia la hicieron en su casa.

Por esta razón, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, le labró un acta por el que la mediática podría llegar a pagar una multa de $4.300.000 por no cumplir con los protocolos sanitarios de aislamiento tras volver del exterior junto a su familia.

La ley de la provincia de Buenos Aires que rige desde el 1 de julio indica que todos aquellos ciudadanos bonaerenses que regresen al país desde el extranjero deberán cumplir una cuarentena de cuatro días en un hotel para recién luego pasar otros tres días de aislamiento en sus domicilios particulares. Los gastos de hospedaje, comida y traslado corren por cuenta de los viajeros.

El gobierno bonaerense denunció a Maru Botana por no cumplir el aislamiento y debería pagar una cifra millonaria

Botana estuvo varada en Lyon y no tenía fecha de retorno al país. En diálogo con el programa Común y Corriente, al aire de Radio 10, la empresaria detalló hace algunas semanas: "Estoy en una casa de una tía en Lyon, en el sur de Francia". En esa línea, indicó que la casa es "re linda" y se encuentra ubicada en la "campiña francesa".

Sobre la mansión en la que se alojó, la empresaria gastronómica señaló: "Este lugar donde estamos era un lugar donde se alojaban las tropas de Napoleón. Era un fuerte y se hizo castillo". Según sus declaraciones, la vivienda tiene 15 habitaciones con dos baños por cuarto, además de contar con piscina y cancha de tenis.

Tweet de data diario