Este miercoles, el Papa Francisco fue vacunado contra el Covid-19 en el marco del inicio de la campaña de inmunización en el Vaticano.

El Sumo Pontífice recibió la dosis desarrollada por Pfizer y BioNTech, después de que se le aplicara a los guardias suizos.

Desde el Vaticano, en principio, adquirieron 10.000 ampollas del fármaco de las cuales 3.000 ya fueron suministradas a empleados y familiares, mientras que otras 800 serán para los residentes. Además del Papa y la guardia suiza, en la primera tanda vacunarán también a médicos, enfermeros y gendarmes.

En una entrevista para la televisión italiana y luego de haberse inyectado, Jorge Bergoglio hizo un pedido a la sociedad: "Creo que éticamente todo el mundo tiene que vacunarse. Es una opción ética porque concierne a tu vida pero también a la de los demás".

Por otro lado, el secretario personal del Papa emérito Benedicto XVI aseguró que Joseph Ratzinger, de 93 años de edad, también se aplicaría la vacuna "cuando esté disponible".

La semana pasada el médico personal de Francisco I falleció a los 78 años de edad luego de contraer Coronavirus. Ya se encontraba internado desde el 26 de diciembre en el hospital Agostino Gemelli de Roma, debido a una patología oncológica, sin embargo, lo que provocó su muerte fue la complicación por pulmonía luego de haber dado positivo de Covid-19.