El periodista macrista Nicolás Wiñazki entrevistó al legislador Leandro Santoro por la causa de espionaje ilegal por la que ya hay 22 detenidos para investigar las escuchas telefónicas a dirigentes políticos, periodistas y empresarios, tanto afines como opositores al kirchnerismo.

No obstante, el periodista citó el caso de Watergate para intentar desligar a Luis Majul del caso en el que uno de los abogados de los detenidos aseguró los espías trabajaban para la producción de La Cornisa, pero la jugada le salió muy mal porque Santoro le mencionó un dato que pasó por alto para el periodista de TN.

"El periodismo puede obtener información incluso clave en casos de investigación de la Policía, de los Servicios de Inteligencia, de un Ejército y hasta de un legislador", argumentó Wiñazki, a lo que Santoro respondió: "Sabés lo que pasa Nico... Está prohibido hacer inteligencia interior por la Ley de Inteligencia de la Argentina".

La respuesta fue tan demoledora, que justo en el final de la entrevista, el periodista permaneció en silencio hasta que se despidieron cordialmente.