Una directora de una institución educativa del estado de Florida, EEUU, llamada Melissa Carter, golpeó duramente con una pala de madera a una nena de tan sólo 6 años, bajo la excusa de que la niña había roto una pantalla de computadora. 

Los hechos fueron filmados por la propia madre de la criatura con su teléfono celular. Con la ayuda de una asistente, la directiva le pega con la paleta de madera en las nalgas, una práctica de principios del siglo pasado. "Ahora vas a entender lo que está pasando realmente", dijo la directiva previamente a la paliza. 

Luego de pegarle, le dijo: "No lo hagas de nuevo. Mejor que le pidas perdón a tu mamá, y no la vuelvas a tratar así". La nena pide perdón ante la insistencia de la principal y luego la asistente vuelve a la carga contra la nena y le dice "Nunca vuelvas a hacer eso. La próxima vez que vengas a esta oficina, esto pasará de nuevo. Cada vez que vengas aquí, ¿entendiste?"

La madre, que no habla fluidamente el idioma inglés, fue llevada a la habitación donde la esperaban con la nena. Luego de los graves hechos dijo que no intervino porque sintió que se metería en problemas; pensó que lo único que podía hacer era exponer el abuso.