"Me voy. Me cansé de que no alcance, de que todos los días sea más difícil", comenzó su descargo el streamer Luquitas Rodriguez, en la red social Twitter, junto a una imagen en el aeropuerto. Claro, para los desprevenidos que no conocen a Luquita y su humor, el mensaje parecía verídico, pero no se trataba de otra cosa más que una broma del influencer. 

"La única salida está en Ezeiza. Los invito a hacer lo mismo, emigren sin miedo, hay una vida mejor afuera. Les dejo mi última foto en este país", completó el comentario Rodriguez con una imagen que ni siquiera era de él sino de su compañero de radio, Germán Beder. 

Tweet de Hasbullah all nighter

Si bien es cierto que Rodríguez viajó a Europa, no fue para irse a vivir allí, sino por temas laborales y personales. De todos modos el tuit se hizo viral, con miles de reacciones y comentarios, y la gran mayoría desconocían que se trataba de una broma. 

Lo que no esperaban era que la conductora Viviana Canosa levantara el tuit en su programa como algo verídico. Durante su editorial del miércoles, Canosa comentó: "Los pibes se van porque no encuentran acá un futuro mejor". 

Luego de leer el mensaje en redes Canosa manifestó: "Un pibe que dice basta, como tantos millones y como tantos pibes que si tuvieran la posibilidad, también se van a la mierda de la Argentina. Nosotros no queremos que se vaya nadie porque esta Argentina mejor la hacemos entre todos". 

 El intendente de Lugano

Este episodio hizo recordar en redes al histórico papelón de Viviana Canosa, cuando en medio de una entrevista con dos mujeres por el Caso M., hizo una pregunta insólita. 

En comunicación con un móvil en vivo en Villa Lugano, la periodista les preguntó a las dos mujeres quién era el "intendente de Lugano", desconociendo absolutamente que se trataba de un barrio de la Ciudad de Buenos Aires. 

Tweet de Alfre Rivadeneira 🇦🇷