Un hecho realmente insólito sucedió el viernes por la noche en la ciudad bonaerense de San Nicolás cuando un ladrón intentó robar un taller mecánico.

El delincuente ingresó por uno de los ductos de aire que desembocaban en el local y quedó atrapado allí por varias horas. Al quedarse sin aire y estar asfixiándose pidió auxilio a los gritos y los vecinos lo escucharon. Acto seguido llamaron al 911 para que lo puedan sacar.

Los bomberos asistieron al lugar, lo liberaron y el hombre quedó detenido. Las imágenes registradas por un habitante de la ciudad que filmó con su celular muestran como los rescatistas logran retirar el ducto de ventilación y sacar al ladrón, que estaba prácticamente inmovilizado por lo angosto que era el tubo metálico.

Al lugar se acercaron vecinos para ver la insólita situación e insultaron al delincuente que había intentado robar el lugar.

El encargado del taller mecánico, Carlos, declaró a Todo Noticias: "Este es un taller de chapa y pintura que tenemos. El viernes, alrededor de las 21 horas, los vecinos llamaron a los bomberos porque alguien estaba atrapado en la chimenea y pedía ayuda porque se estaba ahogando y tenía miedo de morirse. Todo eso es parte externa. Él se metió por ahí pensando que podía ingresar al lugar, lo cual es imposible porque hay motores".

 

Data Diario on Twitter