Luego de la aprobación en el Senado, del proyecto de ley sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo, el sector "provida", no ocultó su rechazo público en diversos ámbitos, sobre todo en las redes.

Un caso que trascendió es el de un joven cura de La Rioja, Nicolás Vilches, quien escribió repudiables mensajes en su cuenta personal de Facebook.

"Quien siembra muerte, engendra y cosecha muerte. No se quejen después de los femicidios. La naturaleza es sabia. Felicitaciones a los que apoyan la muerte de inocentes", escribió. La publicación fue repudiada y por la trascendencia que adquirió, el cura decidió borrar su perfil completo.

Militantes feministas de esa provincia, repudiaron la publicación y pidieron a la Iglesia que lo exonere. Antonela Sánchez Maltese, fue una de ella y expresó, "el Obispado de La Rioja no puede dejar pasar este hecho gravísimo que, no solo interpela directamente a la iglesia, sino que expone la necesidad de un cambio radical".

"Las palabras del cura Nicolás Vilches no solo denotan odio y desprecio por la vida de las mujeres, sino que hace apología de un delito: el asesinato. ¿Cómo es posible que quién pregona la paz social o la palabra de un dios, maldiga o celebre la "naturaleza" de un problema estructural que termina con la vida de las niñas y mujeres? ¿En qué evangelio dice que debemos aceptar esa "naturaleza" del mal, ese 'ojo por ojo'?", afirmó Sánchez Maltese.