Los casos de Covid-19 continúan en aumento en Argentina, sin embargo, muchos jóvenes no toman dimensión de la situación epidemiológica y de un posible colapso del sistema de salud y siguen realizando fiestas clandestinas e incluso en las playas.

Así sucedió en Pinamar, una de las playas más concurridas durante este verano, donde realizaron una masiva fiesta a orillas del mar y un móvil de Crónica TV se acercó para conseguir testimonios de los jóvenes de entre 18 a 25 años.

"La vacuna ya está. La gente que viene acá está divirtiéndose y la verdad que lo demás no importa, la vida hay que vivirla", declaró un chico que estaba participando de la multitudinaria fiesta.

El veinteañero continuó: " Mi abuela tuvo depresión, tuvo Cáncer y tiene Alzheimer y si no me daba un abrazo a mi, se moría.". Un periodista que se encontraba en el estudio lo detuvo y le aclaró: "tratá de no darle un abrazo cuando vuelvas porque la vas a matar".

 El chico replicó: "Yo quiero que mi abuela haga lo que ella sienta. Si me tengo que encerrar para que mi abuela me de un abrazo, me voy a encerrar".

El periodista le afirmó que ahora se convirtió en "vehículo del virus" y le retrucó: "Estás contagiando, solamente te importa tu abuela, que el resto se cague".

"Que la gente se contagie, el virus tiene una mortalidad de menos del 5%. Yo creo que la gente tiene que divertirse y tiene que vivir, si no vivimos nos morimos. Yo no voy a existir, yo voy a vivir, existir es distinto. Tenemos que seguir la vida normal", dijo con total irresponsabilidad.

Mientras fumaba un cigarrillo, añadió: "No nos van a encerrar como ratas, vamos a oponer resistencia"

Por último atacó al conductor de Crónica quien pidió que tome consciencia y que piense que de seguir asistiendo a fiestas y actuando con poca prudencia ante el virus, se iban a tomar decisiones más drásticas: "Si vivís con miedo al virus sos un cobarde