Un jubilado de la provincia de Salta se convirtió en noticia esta semana, cuando se dio a conocer que una empresa accidentalmente le había depositado nada más y nada menos, que 4.300.000 pesos. 

Se trata de Serafín “Paco” Peralta, padre de seis hijos, y si bien está jubilado, continúa trabajando en una fábrica de tarimas en la ciudad de Salta. El hombre se dio cuenta el fin de semana pasado, que tenía una enorme cantidad de dinero en su cuenta, y como no tenía registro de cómo había llegado a su allí, decidió devolverlo. 

“Fui a sacar mi plata el viernes. El sábado hablé con mi jefe para pedirle permiso y, me dejó ir al banco”, entonces el lunes se presentó en la sucursal de la entidad y realizó el trámite de devolución. “Hice sólo lo que tenía que hacer”, expresó. 

Consultado acerca de su ocupación, el hombre aseguró que viaja todos los días desde Cerrillos, hasta la ciudad de Salta para continuar trabajando en la fábrica de tarimas. "Me levanto a las 4.30 y a las 5 ya me voy. Vuelvo a las 19.30 o 20. Viajo desde Cerrillos hasta el Parque Industrial. Voy de lunes a sábado. Yo no falto jamás”

Luego manifestó que no duda de su accionar, porque ese dinero no era suyo. “seguramente la empresa necesitaba esa plata para su gente", dijo Paco

Una de las empleadas del banco donde realizó la transacción, declaró luego: “Decí que este señor es honesto, si hubiera sido otro se gasta todo. Tienen que estar agradecidos a este señor”