TEMAS DE HOY:

|

¿La SUBE pierde exclusividad?: el Gobierno planea abrir el negocio del pago del transporte con cualquier tarjeta

El Gobierno emitirá un decreto para quitarle la exclusividad a Nación Servicios y al sistema SUBE en la administración del pago de los boletos de transporte público.

Domingo, 07 de abril de 2024 a las 13 19,

Por Thomas Dos Reis

Domingo, 07 de abril de 2024 a las 13 19,

En medio del incremento extra en el costo del boleto de trenes y colectivos para aquellos usuarios que no hayan registrado su tarjeta SUBE, el Gobierno tendría decidido un decisión para quitarle la exclusividad a ese método de pago.

La noticia es que el Gobierno tendría decidido emitir un decreto para quitarle la exclusividad a Nación Servicios y al sistema SUBE en la administración del pago de los boletos de transporte público de todo el país. 

Esta medida liberaría el camino para que todos los usuarios puedan utilizar cualquier tarjeta de débito o crédito para pagar sus viajes en colectivos, subtes o trenes.

En el proyecto toman intervención la secretaría de Comercio, la secretaría de Transporte y el Banco Central, que combinan distintas competencias en la cuestión, conversan con las empresas involucradas y están sentados en la misma mesa para llevar un texto final a la firma de Luis Caputo y del Presidente Javier Milei.

El decreto en proceso derogará disposiciones anteriores, incluyendo el controvertido decreto 84/2009 que confirió a Nación Servicios el monopolio sobre el Sistema Único de Boleto Electrónico. Esta medida, que en su momento se presentó como una solución a la “crisis de las monedas”, pronto será sustituida por una estructura más moderna y abierta.

La reforma tiene como objetivo complementar y actualizar el sistema SUBE, que ha mostrado signos de obsolescencia tecnológica y ha generado largas filas en las estaciones. Una vez levantada la exclusividad de Nación Servicios, se espera que el Banco Central asuma un papel más activo en la regulación de los medios de pago.

Si bien aún no se oficializó la medida, aseguran que ya hay definiciones cerradas. La primera es que la llegada del sector privado implica un sistema abierto: los dispositivos que se ubicarán en colectivos y estaciones deberán aceptar todas las tarjetas, bancarias o de fintech, de débito, crédito o prepagas, sin ninguna distinción. No habrá marcas o bancos con exclusividades, ni siquiera temporarias.

Al haber múltiples empresas de transporte (solo en AMBA, la red SUBE tiene más de 340 líneas de colectivos), se espera que haya más de una empresa que ofrezca los servicios de provisión de lectores de tarjeta y el procesamiento posterior de los pagos. 

El Gobierno no intervendrá en la relación entre privados, dejando que las empresas financieras y los transportistas negocien acuerdos. Además, se espera que la masificación del uso de tarjetas de débito y crédito contactless transforme los hábitos de pago de la población, ofreciendo una alternativa más rápida y conveniente que los pagos con código QR.

Sin embargo, esta transición plantea interrogantes sobre el futuro de Nación Servicios. Especulaciones sugieren que podría reorientarse hacia servicios financieros fuera del ámbito del transporte público, o incluso enfrentar procesos de privatización parcial o total. La sobredimensión de personal y los cambios en su estructura laboral también son temas de debate en torno a la viabilidad futura de la entidad.

Las más leídas

Las más leídas

Las más leídas

Últimas noticias