Una persona en el Reino Unido afirmaba que el COVID-19 no existía y no hacía caso alguno a las medidas de prevención dictaminadas por el Gobierno. No utilizaba barbijo ni respetaba el distancimiento social para evitar el contagio y mencionaba que todo eso era un invento de la televisión.

Su nombre era Gary Matthews y lamentablemente, falleció en soledad en su departamento, como si fuera poco, tras contagiarse de coronavirus.

Según el medio The Guardian, el hombre que tenía 46 años y era artista, murió en su apartamento en Shrewsbury, Shropshire, una noche luego de conocer el resultado positivo del hisopado, tras permanecer varios días enfermo. 

"Ha sido desgarrador para la familia. Todavía lo estamos asimilando todo. Todos estaban muy cerca. Hablaba con su familia cada dos días. Tenía una hermana, una sobrina y un sobrino", contó Tristan Copeland, primo de Matthews a The Guardian.

Copeland aseguró que "él no creía que Covid-19 fuera real y no se adheriría a las medidas gubernamentales contra la pandemia", incluido el distanciamiento social y el uso de la mascarilla.

"Le rogaba que usara un barbijo y mantuviera la distancia social. Pero él y sus amigos tenían la mentalidad de que necesitaban salir y conocer gente para demostrar que no le creían al gobierno", aseguró su primo.

Y añadió: "No se merecía eso. Nadie lo merece . Todavía era un miembro muy querido de la familia y no había cambiado como persona", concluyó.