Vecinos de un albergue transitorio, escucharon disparos provenientes desde el lugar y reportaron a la policía. Cuando los efectivos llegaron al lugar, se encontraron a un hombre de 51 años, asesinado en la cama por una joven de 18 años que se encontraba allí. 

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Olachito, en Honduras, y al ser detenida la chica confesó algo tremendo: el hombre la había violado tiempo atrás cuando era tan sólo una niña, por lo que tramó el asesinato. 

Los vecinos habían dado el alerta a la policía minutos antes de las 22hs, luego de escuchar las detonaciones provenientes desde el albergue transitorio, donde se produjeron los hechos. 

Al ingresar los agentes policiales a la habitación, encontraron el cuerpo sin vida de Martín Adonay Carbajal, de 51 años. También estaba allí Lisby Dayana Alen Bardales, de 18 años, la joven que confesó el crimen y todo lo que había pasado años atrás que desencadenó en el crimen. 

La chica explicó que ya había denunciado en varias oportunidades al hombre, poco tiempo después del abuso, y que la respuesta de la justicia fue nula, ni siquiera lo habían detenido, por lo que decidió tomar venganza por mano propia.