El hecho ocurrió en González Catán, el pasado sábado, cuando un joven de apenas 14 años se llevó el auto de sus padres sin su consentimiento y luego chocó y mató a un hombre de 47 años que circulaba con su hijo de 5 años, quien sobrevivió milagrosamente y rápidamente fue asistido.

El accidente tuvo lugar en la intersección de las calles Tomás Valle y Jorge Newbery de la localidad ubicada en el partido de La Matanza. El adolescente perdió el control del Fiat 147 Spazio que conducía, terminando en la vereda, atrapado entre la pared de una vivienda y un poste de luz de cemento, al que prácticamente arrancó de su sitio.

La causa fue caratulada como como homicidio culposo, sin embargo al tener tan sólo 14 años, el menor, por su edad, no sería penalmente responsable. Aunque los archivos judiciales revelaron que el joven no cuenta con antecedentes penales previos, permanecerá detenido en un centro de menores.