TEMAS DE HOY:

|

Por falta de GNC cierran estaciones de servicio y cortan el suministro en industrias: Advierten que podríamos quedar sin luz y sin gas

Hasta esta mañana, la provisión del gas comprado a Petrobras no había comenzado porque la empresa brasilera no aceptó la nota de crédito por 22 millones de dólares de Enarsa. La dura advertencia del presidente de la Cámara de Gas Natural Comprimido: "Desde el retorno de la democracia nunca faltó GNC en todo el país".

Miércoles, 29 de mayo de 2024 a las 10 38,

Por Matías Danura

Miércoles, 29 de mayo de 2024 a las 10 38,

El faltante de gas se profundiza y comienza a afectar a la gran mayoría de las estaciones de servicio de todo el país. El aumento de la demanda residencial a causa de las bajas temperaturas derivó en que las empresas distribuidoras tengan que restringir o suspender el abastecimiento de Gas Natural Comprimido (GNC) y a cortar el suministro a grandes industrias en todo el territorio nacional.

La principal razón de esta medida, es la decisión de la empresa estatal Energía Argentina SA (Enarsa) de garantizar el abastecimiento para el consumo domiciliario en temporada invernal, regulando así los faltantes de ese suministro. Asimismo, la decisión del Gobierno de Javier Milei de suspender las obras de expansión del Gasoducto Néstor Kirchner, obligó a recurrir a la compra de Gas Natural Licuado (GNL) a la compañía brasilera Petrobras, algo que por falta de dólares, hasta esta mañana aún no pudo ser concretado.

En este marco, Comité de Emergencia resolvió que la suspensión de la carga de GNC, que comenzó hace tres semanas en las localidades de La Plata, Mar del Plata, distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y varias ciudades del interior bonaerense, ahora se extienda a nivel nacional. Esto tiene como objetivo lograr una mayor estabilidad.

A partir de esto, el desabastecimiento de GNC para los automóviles comenzó a impactar principalmente en las provincias de Córdoba y luego se extendió a las de Santa Fe, La Rioja, Catamarca. Oscar Olivero, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, afirmó que así "van a ser por los menos 48 o 72 horas, hasta que se normalice la situación". Asimismo, contó que "a la una de la mañana dieron una orden de corte total" y debido a ello "las estaciones estarán cerradas".

En simultaneo, la crisis se extendió a las grandes industrias, ya que alrededor de 100 fueron notificadas para interrumpir el uso de gas en las últimas horas. Entre ellas petroquímicas, petroleras, cerealeras y empresas agroindustriales. En un principio, esta medida impacta sobre las que funcionan en el norte de Buenos Aires, el sur de Santa Fe, Córdoba y Mendoza. 

Según informó la distribuidora Litoral Gas a sus clientes, la "transportadora de Gas del Norte S.A. ha declarado una situación de Fuerza Mayor, razón por la cual se ve comprometido el normal abastecimiento de la demanda prioritaria en nuestra zona de distribución".

En línea, indicaron que se vieron "obligados a solicitarle que cese a la mayor brevedad y hasta que medie comunicación expresa en contrario, el consumo de gas natural en sus instalaciones industriales, independientemente de quién sea su proveedor de transporte y/o gas".

Marcelo Zanoni: "Nos podemos quedar sin luz y sin gas"

El presidente de la Cámara de Gas Natural Comprimido, Marcelo Zanoni, advirtió que "nos podemos quedar sin luz y sin gas" y aseguró que "desde el retorno de la democracia nunca faltó GNC en todo el país". La restricción total del expendio se extendió a todas las estaciones de servicio de Córdoba, Santa Fe, Catamarca y La Rioja.

En declaraciones radiales, aseguró que "la matriz del problema no es puntualmente el foco del GNC, el problema es que el transporte y la distribución está totalmente en emergencia, respecto a lo que necesitamos consumir de gas". En este sentido, explicó que el consumo residencial aumento en un 100 por ciento y que "esto afecta directamente a toda la industria del gas".

"Yo creo que estamos ante una tormenta perfecta", confesó Zanoni y remarcó que "por parte de Neuquén, las plantas de Salliquelló y Tratayén no están funcionando, y son plantas compresoras de gas, es decir que, a Bahía Blanca, le está llegando el 50 % del suministro que le tendría que llegar". Por otra parte, contó que Bolivia cortó el contrato con Argentina y no está bajando gas, y se suma a la suspensión de las obras de la reversión del gasoducto del norte.

"Brasil nos iba a pasar el cupo que Bolivia no nos pasa y los barcos que se iban a traer por una mal planificación estratégica del Gobierno actual no se compraron a tiempo y esto implica que nos podamos quedar sin luz, porque las termoeléctricas se alimentan con gas, y a la vez también sin gas", completó.

Según el Gobierno la falta de gas "no es responsabilidad" de la gestión actual

Una de las voces del Gobierno que es expresó al respecto, fue la del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, quien aseguró que el desabastecimiento de GNC no es responsabilidad de las políticas de la gestión a cargo de Javier Milei y adjudicó que la problemática radica en el aumento del consumo residencial por las bajas temperaturas.

"Estamos en el otoño más frío desde 1980, no pronosticado y con fuerte demanda de gas", escribió el funcionario en redes sociales y agregó: "Sumado a situaciones excepcionales (limitación de importación de energía de Brasil, salida de embalse), se necesitó incorporar volúmenes de GNL, a precio de mercado, programados para más adelante".

Según el Secretario libertario, el gobierno anterior negoció una reducción del gas importado, "justo para el invierno de este año". "A fin de resolver esta situación nosotros, acordamos con la brasileña Petrobras una asistencia para agosto y septiembre, y así cubrir esa reducción de volúmenes de gas", escribió en X (antes Twitter).

En la misma línea, se refirió a las suspendidas obras en el gasoducto NK, la cual estaba planificada para distribuir gas desde Vaca Muerta a la zona central y norte del país. "Respecto a la Reversión del Gasoducto Norte, el Gobierno anterior dejó sin adjudicar el primero de los tres tramos y sin licitar los otros dos", explicó y remarcó que, "cuando asumimos, nos hicimos cargo de licitar y adjudicar la obra a la que ya el gobierno ha destinado más de $150.000 millones".

"Es un despropósito afirmar que sea responsabilidad de este gobierno no contar con la capacidad plena del GPNK", cuestionó y agregó que regularizaron pagos "por más de $30.000 millones y se destinó recursos por otros $47.000 millones en la fase de terminación, debido al retraso heredado".