Una nena de tan sólo 8 meses de vida, fue internada en uno de los principales hospitales de Rosario, luego de que accidentalmente haya ingerido dióxido de cloro. Se encuentra desde el domingo, internada con asistencia respiratoria en el Hospital de Niños Zona Norte, en la ciudad santafecina. 

Según informan se encuentra intubada y su estado es grave. Su cuadro había comenzado con vómitos y dificultad para respirar y su familia la había llevado al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.  

Según el relato la familia, la madre le dio a ingerir el líquido accidentalmente, ya que por estar con un cuadro de coronavirus, había perdido el olfato y no sintió el olor del líquido al dárselo para ingerir. 

Luego fuentes del hospital, la madre quiso preparar la mamadera con el agua de una botella pero, sin olfato, no se dio cuenta que se trata de dióxido de cloro, llevado a la casa por la abuela de la pequeña para limpiar las cañerías. 

Luego de unos pocos sorbos, la bebé comenzó a vomitar y con dificultades para respirar. La madre la llevó al hospital de Granadero Baigorria y de allí la derivaron al Hospital ubicado en Rosario por la gravedad del cuadro. La pequeña actualmente tiene comprometidos el esófago y el estómago.