Este miércoles el conductor Alejandro Wiebe, más conocido como "Marley", festejó su cumpleaños, y como era de esperarse invitó a una gran cantidad de figuras del espectáculo, con quienes mantiene una estrecha amistad. 

Entre ellas estaba la locutora y conductora Elizabeth Vernaci, quien fue interceptada por el cronista del programa LAM, que se emite por América TV, con la conducción del periodista Ángel De Brito

Fue allí que comenzó un particular diálogo entre la locutora y las panelistas del programa. En primer lugar De Brito bromeó "Llegamos con el móvil de casualidad", a lo que Vernaci contestó provocadora, "Si querés te hago el móvil toda la noche a ver si puedo ser otra angelita", respondió Vernaci, irónica. 

"Me encantaría", dijo Ángel De Brito, "Un día de invitada aunque sea, pero vos sos muy dificil", comentó el periodista. "No me tolerarían, no sabés lo mal llevada que soy en la tele", respondió la ex conductora de SDTV. 

"¿En serio sos mal llevada? ¿Por qué?", interrogó De Brito. "No, no lo disfruto", aseguró ella. "Pero hiciste tele, hiciste un montón de tele", añadió el conductor.

El "picante" cruce entre Elizabeth Vernaci y Yanina Latorre

"Si hice tele pero no me siento salir disfrutable, envidio a la gente que lo puede disfrutar, como si estuviera sentada en el living de su casa, como Yanina... En serio, ¿cómo hacés?", comenzó interpelando a la panelista estrella del programa Yanina Latorre

Tweet de América TV

A esto Latorre contestó: "Ayy no te hagas la buena ahora que me estuviste dando lindo y parejo...".  "Conmigo no eh!", le dijo Vernaci. Y la tensión fue subiendo "Después te hacés la amiga", contestaba Latorre 

De Brito intentó bajar los ánimos "No se peleen", "Yo no soy tu amiga Yanina", le dijo Vernmaci.  "Yo tampoco, pero después te hacés la simpática..." "Que sea simpática no significa que sea tu amiga", aseguró "La Negra". 

"Yo no te doy, le doy a todos en general. No soy como esos que se ensañan con alguien, o sea si querés hablamos de eso", subió los decibeles Vernaci.

"Te querés hacer la picante todo el tiempo, no se puede", dijo casi entre risas la locutora.  "Vos también te querés hacer la picante todo el tiempo", dijo Latorre. 

Fue allí, cuando harta del intercambio de palabras Vernaci, lanzo: "Picante tengo la argolla, terminala boluda, qué pesada".  Y ya entre risas manifestó: "Yo la mejor, le tirás una buena y ya tiriri riri".

La fuerte pelea entre Jorge Rial y Elizabeth Vernaci

En el mes de febrero los dos conductores protagonizaron un fuerte cruce en los estudios de una radio.

Una de las primeras que reveló el escándalo fue la periodista Marcela Tauro, quien contó en el programa Intrusos, sin dar a conocer el nombre de Rial, "Le dijo ‘fracasado’, ‘for...’, ‘pelot…’. Tuvo que ir el gerente de C5N a Radio 10 para separarlos. Estaba también Elio Rossi”. 

Según sostienen algunos el conflicto se dio por la flamante incorporación de Rial al programa de C5N, Sobredosis de TV, que era conducido hasta el año pasado por la propia Vernaci y Juan Di Natale. 

Sin embargo, Vernaci luego dio su versión de los hechos a la prensa: "Yo ya estaba desvinculada del programa, no lo iba a hacer este año. Me pareció nada más que, como me enteré por los medios, y Rial trabaja en el mismo multimedio, (que le tenía que decir) ‘Hola, ¿qué tal? Vas a hacer el programa que estábamos haciendo nosotros’ y nada más que eso"

"Eso llevó a una cosa de ninguneo durante toda la mañana y cuando salí a la calle a buscar algo al auto, él estaba ahí y le dije ‘che, no me atendiste en toda la mañana’. Me dijo ‘sí, llamame por teléfono’", comentó La Negra.

"Le dije ‘si estás acá, hablémoslo ahora’, que sí, que no, y me dijo un montón de cosas desagradables en el medio de la calle, y entonces cuando entramos a la radio, entré diciéndole otro montón de cosas, y de eso se habló. Pero quedó en un entredicho, nada tan importante".

En una de las versiones del enfrentamiento sostenía. “‘Yo a vos no te conozco, no soy tu amigo. No tengo que avisarte que voy a hacer el programa’, le decía Rial. La Negra había dicho al aire que hubiera sido un gesto de buen compañero de Rial, compartiendo pasillos y empresa, avisarles a los conductores anteriores, no por obligación, sino por una cuestión de códigos.