El escándalo de la semana volvió a caer sobre la figura de Diego Maradona, Mavys Álvarez su novia durante la estadía en la isla de Cuba, reveló su relación cuando ella aún era una menor de edad. 

Álvarez tenía tan sólo 16 años cuando comenzó su relación con Maradona: “Yo era una niña. No tenía maldad ninguna. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no”

La mujer contó que Maradona le insistió para que consuma cocaína junto a él, lo que luego se convirtió en una adicción de la que le costó mucho salir. 

Analía Franchín, fue testigo de dicha relación, debido a que en ese momento ella era pareja de su representante Guillermo Coppola y viajó en oportunidades a Cuba.  Si bien estaba al tanto de la relación, aseguró que como Maradona era muy celoso de su intimidad ella no compartió cosas con Mavys. 

“Yo nunca escuché que se hiciera el comentario específico de que era menor. Lo que vi es que en el cuarto de Diego había declaraciones de amor hacia Mavys y de ella hacia él. También las había a Dalma y a Gianinna y ahí lo escuché llorar por Claudia (Villafañe)... Era como su agenda plasmada en una pared”, aseguró. 

"En ese momento nadie se alertó de la situación porque estaba el padrastro, la madre y la abuela de Mavys. No lo vieron como una situación de alerta, más allá de que eso no quita que lo haya sido”, concluyó. 

En este sentido se explayó y dijo que en ese país era común ver “nenas de 12 años prostituyéndose en la calle por una lapicera o por un par de medias, a causa de un régimen totalmente cruel”. “Uno capaz se pone a juzgar a la familia, y no me lo plantee en ese momento, pero es un contexto especial. (...) Quizás ella estaba sintiendo que estaba teniendo una mejor vida"