A más de tres meses del fallecimiento de Diego Armando Maradona, este miércoles 10 de marzo, se llevó a cabo una multitudinaria manifestación en el Obelisco, donde se había previsto una marcha que terminó siendo una concentración, con la llegada de Claudia Villafañe, Gianinna Maradona y Dalma Maradona, quienes debieron retirarse anticipadamente ante el desborde del público y se refugiaron en el Hotel Presidente.

El momento más emotivo de la jornada fue la llegada de las tres mujeres, vestidas con remeras que decían "Justicia por Dios", mientras caminaban sosteniendo una bandera que exigía "Condena social y judicial para los culpables".

En la convocatoria, las dos hijas del Diez habían realizado el pedido expreso de marchar en paz y con barbijos para evitar la propagación del coronavirus.

Por otra parte, Verónica Ojeda, su pequeño hijo Dieguito Fernando y su actual pareja y abogado, Mario Baudry, arribaron a la Plaza de la República. Como también fue el caso de los exfutbolistas Sergio Goycochea y Claudio "El Turco" García.

Sobre el final se registraron algunos incidentes menores que fueron rápidamente reducidos mientras el sonido ambiente retumbaba  "Maradooo... Maradooo...." y "a todos los traidores los vamos a matar".