Los combustibles de Axion y Raízen (Shell) aumentaron este domingo por tercera vez en lo que va del año, se trata de un incremento de entre 10,5% y 12%. Si bien por el momento YPF, no acompañó el aumento, se espera que la diferencia de precios genere tensión en el mercado, y la empresa con participación estatal adopte alguna resolución al respecto. 

Axion es propiedad de Pan American Energy (PAE), la mayor petrolera privada de la Argentina, donde la familia Bulgheroni tiene un papel mayoritario en las acciones, por su parte, Raízen, de capitales brasileros, comercializa en nuestro país los productos de Shell

El aumento del 10,5% se aplicó para los combustibles gasoil y super, mientras que para las versiones premium, el aumento fue del 12%. Las petroleras venían anticipando el incremento, pero esperaban que YPF sea la que dé el puntapié inicial como sucedió en ocasiones anteriores.  

Sin embargo, YPF, que posee el 60% del mercado nacional (share para los analistas), expresó su negativa, ya que se sabe que dicho aumento generaría aún mayor presión sobre los altos niveles de inflación que atraviesa nuestro país. 

La decisión que adopte la petrolera nacional marcará el ritmo del mercado. Claramente los consumidores se volcarán a cargar sus combustibles en los surtidores de YPF, de mantenerse esta brecha. 

El interrogante que se abre es si YPF cuenta con el stock suficiente para enfrentar la demanda que se avecina de mantenerse dicha diferencia en los próximos días. Y de mantenerse, obligaría a las otras dos a retrotraer precios en alguna medida. 

Con esta actualización, el litro de la súper de Shell trepó hasta los $ 123,20, mientras que el V-Power Nafta orilló los 150 pesos ($ 149,50) en Capital Federal. El gasoil común, en tanto, llegó a 118 pesos por litro y el premium a 145,20 pesos. La pizarra de Axion Energy se movió en valores similares, aunque un poco por debajo.

La excusa de las petroleras para remarcar precios, se centra en las pérdidas que les genera importar gasoil refinado, aunque desde YPF aclararon que ya se tomaron medidas para compensar dicha pérdida.