En un informe difundido ayer, el Banco Central de la República Argentina, confirmó que la fuga de capitales durante los 4 años de la presidencia de Mauricio Macri, fue de u$s 86.000 millones de dólares

Según el trabajo publicado este jueves "las políticas económicas que se aplicaron desde diciembre de 2015 crearon las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobre endeudamiento externo".

Quienes compraron divisas fueron en total 6,7 millones de personas físicas y 85.000 personas jurídicas. 

De todas formas, la formación de activos en el exterior (fuga de capitales), presentó una impactante concentración. Tan sólo 100 agentes, realizaron compras netas por u$s 24.679 millones. Dentro de este grupo sólo 10 adquirieron u$s 7.945 millones. 

Al diferenciar entre personas físicas y jurídicas también se observa una espectacular concentración. El 1% de las empresas que resultaron compradoras adquirieron u$s 41.124 millones. En tanto sólo el 1% de las personas acumuló más de u$s 16.000 millones. 

"El incremento de la formación de activos en el exterior de los residentes fue el resultado de un profundo cambio de paradigma impuesto por la política cambiaria, monetaria y de endeudamiento tendientes a una desregulación de los mercados que impulsó el gobierno de Mauricio Macri", indica el lapidario informe.