La de hoy era una jornada clave para el equipo económico de Alberto Fernández, tras la fuerte presión sobre el dólar desde los mercados paralelos, la colocación de cinco bonos en el mercado, con diverso atractivo financiero, marcaría los niveles de confianza y respaldo al ejecutivo a nivel interno.

Además, con la oferta a los mercados, el Ejecutivo, tenía como objetivo absorber gran cantidad de pesos de la plaza, para bajar la presión sobre la divisa estadounidense, que en lo últimos días fue un mal termómetro para el oficialismo. 

El bono que era el centro de todas las miradas, era el que iba vinculado a la cotización oficial del dólar. Sólo con esa licitación, el Estado nacional obtuvo más de u$s 1.600 millones. Sumado a los otro cuatro instrumentos financieros, el Ejecutivo consiguió hacerse con $ 254.672 millones en pesos, por lo que se cubrieron con creces las necesidades más urgentes, relacionadas con el vencimiento de bonos anteriores. 

Esto se hizo notar fuertemente en los mercados, que aplastó la cotización del dólar blue, hasta llegar a los $181, por dólar.