Alemania inició conversaciones para poder adquirir la vacuna rusa Sputnik V que permitirá continuar con el plan de vacunación y poder reducir al máximo los contagios que está provocando la tercera ola de coronavirus en el país.

Según las agencias de noticias Afp y Reuters, el gobierno de Ángela Merkel depende de la voluntad de la Unión Europea que al parecer, sólo tiene a Bruselas en la contra para comenzar a abrir las negociaciones con el instituto Gamaleya.

Sin embargo, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, anunció durante la última reunión virtual que Alemania comenzaría negociaciones preliminares con Rusia sobre un acuerdo bilateral para asegurarse la vacuna.

En esa línea, la mayoría de los líderes que integran la UE estaban al tanto de la escases de las dosis de vacunas para poder contrarrestar la tercera ola de Covid-19 y por eso es que el gobierno alemán insiste para que algunos países empiecen a ceder. 

Alemania lleva cinco meses de cierre total o parcial, y hasta el momento más de 15 millones de personas recibieron la primera dosis de la vacuna, mientras que sólo 4.600.000 fueron inmunizados totalmente con ambas dosis.

“Toda vacuna autorizada por la Agencia Europea de Medicamentos debería ser utilizada en la UE”, aseguró Merkel en línea con lo expresado y manifestó que de no existir un acuerdo en la UE para realizar una compra conjunta de la vacuna rusa, "entonces Alemania debería actuar por sí misma y eso es lo que haríamos", concluyó la canciller.