La pandemia del coronavirus golpea con fuerza en Brasil y particularmente en la ciudad de Manaos, se vive una situación desesperante por el desborde del sistema sanitario. 

En la últimas horas se pudieron ver dramáticas imágenes de la llegada del oxígeno a los hospitales y centros de salud, donde se encuentran pacientes al borde de la muerte por la falta de este insumo esencial. 

"Es difícil tener que elegir qué pacientes recibirán oxígeno suplementario: los que tienen más posibilidades (de sobrevivir)”. Las palabras son de un médico brasileño del Hospital Universitario Getúlio Vargas de Manaos.

El ministro de Salud de Jair Bolsonaro, Eduardo Pazuello se refirió a la situación en el día de ayer, "La atención sanitaria en Manaos ha colapsado, la cola para las camas de hospital crece bastante, hoy tenemos a 480 personas en cola de espera”

 La Fuerza Aérea ha comenzado a trasladar pacientes que están estables a otros estados y existe una carrera desesperada para conseguir los tubos de oxígeno