Emmanuel Macron dejó bien en claro su pensamiento respecto a quienes aún no se vacunaron contra el coronavirus. En diálogo con el periódico Le Parisien aseguró que quiere "fastidiar" a aquellas personas que aún no se vacunaron.

En medio de una nueva ola en Francia a causa de la cepa Ómicron, las declaraciones del presidente causaron revuelo entre los parlamentarios y dirigentes opositores. El país galo superó recientemente los 200 mil casos diarios, récord absoluto desde el comienzo de la pandemia.

Macron usó el verbo "emmerder", que viene de la palabra "merde", o "mierda" en castellano, y que en francés significa "fastidiar". "A los no vacunados realmente los quiero fastidiar. Así que lo vamos a seguir haciendo, hasta el final. Esa es la estrategia", declaró Macron.

Durísima advertencia de Emmanuel Macron a los no vacunados: "Los quiero joder"

Mientras tanto, en el Parlamento debaten una iniciativa de su gobierno que tiene como objetivo únicamente permitir a los vacunados contra el coronavirus acceder a sitios de ocio, como a restaurantes y lugares turísticos.

Como era de esperarse, los opositores salieron a cuestionar al mandatario. "Un presidente no puede realizar el tipo de declaraciones que ha realizado", dijo Christian Jaboc, presidente del grupo parlamentario conservador de Los Republicanos. "No puedo respaldar un texto que busca fastidiar a los franceses", cerró.

Tweet de data diario