El fundador de Microsoft, Bill Gates, desde que comenzó la pandemia de Coronavirus participó activamente en los medios, dado que luego de su salida de la empresa se volvió un experto en epidemias, tratamientos y vacunas, tal es así que para hacerle frente al Covid-19 invirtió 450 millones de dólares para el desarrollo de las dosis y su distribución.

 El empresario subió a su blog un artículo que tituló "Los avances que harán que 2021 sea mejor que 2020", donde hace su pronóstico sobre lo que deparará el 2021.

"Según los modelos informáticos, no estamos fuera de peligro, los próximos meses podrían ser los más mortíferos debido a las infecciones por coronavirus, particularmente debido a la necesidad de saber más sobre la nueva cepa de virus que ha surgido y que parece se está extendiéndose más rápido, aunque no más mortal", explicó. 

El cofundador de Microsoft apostó a que el 2021 será mejor debido a los avances tecnológicos de el año pasado en torno a la ciencia: "Cuando pienso en el ritmo de los avances científicos en 2020, me sorprende. Los seres humanos nunca han avanzado más en ninguna enfermedad en un año que el mundo en el COVID-19 en 2020".

Sobre las vacunas, esgrimió: "Se ha demostrado que las vacunas de Pfizer y Moderna son seguras y altamente efectivas para prevenir el COVID-19 sintomático. Debido a que funcionan dirigiéndose a la proteína de pico del coronavirus, uno de sus componentes definitorios, es probable que las vacunas en desarrollo que hacen lo mismo también funcionen".

"Desafortunadamente, todavía no hay muchas fábricas donde se puedan construir productos de ARNm. Algunos también deben almacenarse a temperaturas tan bajas como -70 ° C, lo que los hace particularmente difíciles de distribuir en los países en desarrollo, aunque esto es más un desafío de ingeniería que una barrera científica. Hay dos razones principales para tener esperanzas. Una es que las máscaras, el distanciamiento social y otras intervenciones pueden frenar la propagación del virus y salvar vidas mientras se implementan las vacunas. La segunda razón es que en la primavera de 2021, las vacunas y los tratamientos sobre los que has estado leyendo en las noticias comenzarán a alcanzar la escala en la que tendrán un impacto global", agregó en esa línea.

Bill y Melinda Gates
Bill y Melinda Gates

Además se refirió al calentamiento global: "cooperación global es una de las razones por las que veo una promesa para este año, y no solo la promesa de controlar la pandemia. Creo que el mundo también tiene la oportunidad de tomar medidas concretas en uno de los otros grandes desafíos de nuestro tiempo: el cambio climático. Dentro de un año, creo que podremos mirar atrás y decir que 2021 fue una mejora con respecto a 2020. Puede que el cambio no sea enorme, pero será un paso adelante, notable y medible para todas las personas en el mundo"

En declaraciones para CNN en diciembres, Gates dijo que "lamentablemente, los próximos cuatro a seis meses podrían ser los peores de la epidemia".

Por otro lado, pidió que la sociedad siga respetando las medidas de cuidado y distanciamiento social. Al ser consultado sobre la vuelta a la vida normal, el fundador de la multinacional replicó: "Ciertamente, hasta principios de 2022, a menos que ayudemos a otros países a deshacerse de esta enfermedad y obtengamos altas tasas de vacunación en nuestro país, el riesgo de la reintroducción estará allí. Tendremos nueve meses por delante en los que algunas cosas como las grandes reuniones públicas deberían estar restringidas".