El papa recibió una visita poco común en la audiencia general que brindó en el Vaticano: nada menos que la del superhéroe Spiderman. 

Junto a un extraordinario atuendo, con un disfraz idéntico al que utilizó en la película, el hombre se sentó en la sección VIP de la audiencia en el patio de San Damaso del Vaticano. 

El papa Francisco recibió inesperada visita de Spiderman

El joven que se encontraba debajo del atuendo era nada menos que Mattia Villardita, de tan sólo 27 años y fundador de "Supereroincorsia" (superhéroes en la sala"), una asociación de voluntarios que se disfrazan de famosos personajes de cómic para visitar a niños ingresados en hospitales, según el portal de noticias Vatican News. 

Sobre el final de la ceremonia, el hombre se acercó a Francisco y le obsequió la máscara del superhéroe. Como devolución, el Papa le regaló un rosario y le agradeció su labor social con los más pequeños. 

El año pasado, el presidente italiano Sergio Mattarella entregó a Villardita la condecoración al Mérito por “el altruismo y las iniciativas ingeniosas con las que contribuye a aliviar el sufrimiento de los pacientes hospitalarios más jóvenes”.

El joven confesó que se viste de Spiderman “para arrancar una sonrisa a los más pequeños que están en el hospital, lo hago porque tengo una enfermedad congénita y pasé 19 años entrando y saliendo del hospital Gaslini de Génova”

Mattia se dedica a visitar y divertir a niños enfermos desde hace 4 años. Cuando la pandemia del coronavirus se originó y con ello la implementación de la cuarentena, no interrumpió su trabajo en ningún momento. Comenzó a realizar videollamadas para así poder comunicarse con los niños.