Esta última semana en la ciudad española de Ceuta un aluvión de personas provenientes del norte de África intentaron cruzar las fronteras para instalarse en el país europeo. 

Entre ellos, se produjeron escenas impactantes, una de ellas precisamente tiene que ver con el rescate de unos 1500 niños que se encontraban dentro del grupo de los 6000 migrantes que abandonaron el continente africano en búsqueda de una mejor calidad de vida.

Pero una de esas imágenes recorrió el mundo y tuvo que ver con el rescate de un buzo español a un recién nacido, cuyo nombre es Juanfrán, quién retiró de la espalda de su madre a un bebé que estaba en agua desde hace dos días.

Tweet de Guardia Civil 🇪🇸

"El bebé estaba helado, rígido, blanco y no gesticulaba", fueron las palabras que pronunció el guardia español a la prensa que se encontraba allí cubriendo lo que ocurría. 

“Estábamos atentos a todas las personas que creíamos que no iban a ser capaces de llegar desde donde querían salir hasta la zona española. Iban en flotadores de juguete, con botellas vacías, con lo que fuera… Algunos llevaban chalecos como de corcho mal colocados que, en lugar de mantenerles la cabeza a flote, les provocaba el efecto contrario”, comentó Juanfran.

Miles de africanos entre subsaharianos, marroquíes o de otras nacionalidades llegan nadando desde Marruecos a España en los últimos días en medio de una crisis migratoria. Hasta el momento un joven migrante falleció ahogado el martes.

Otro de los videos que más se viralizó en las redes sociales es el momento en el que un migrante se desploma en los brazos de una trabajadora de la Cruz Roja que lo ayudaba, luego que el hombre se mostrara agotado tras nadar las altas corrientes para llegar a la costa del enclave español.