La pandemia de COVID-19 en Estados Unidos ha causado la pérdida de más de medio millón de personas, entre ellos muchos padres y madres de familia que han dejado huérfanos a miles de niños y niñas. la vida de más de medio millones de personas, entre ellos muchos padres y madres de familia que han dejado huérfanos a miles de niños y niñas. 

Según información de la Universidad John Hopkins, el virus SARS-CoV-2 ha provocado la muerte de un total de 570.594 personas en todo el territorio norteamericano y señalaron que hay más niños sin familia por consecuencia del coronavirus.

En tanto, la Universidad de Stony Brook, informó que entre 37.300 y 43 mil niños y niñas entre los 1 y 17 años de edad, han perdido por lo menos a uno de sus padres o tutores por Covid-19.

El confinamiento dificulta su situación, ya que las distintas restricciones en los estados impiden que los menores afectados reciban ayuda por parte de otros familiares o profesionales de la salud.

De hecho, fuentes aseguran que los niños más afectados por la pandemia de COVID-19 son afroamericanos.

Los autores del estudio demostraron que esta crisis se llevó más muertes que lo ocurrido con el atentado terrorista contra las torres gemelas, donde tres mil niños perdieron al menos a alguno de sus padres.