El Gobierno británico avanza en la financiación de ayudas estatales con las ganancias extraordinarias de sectores beneficiados por la guerra entre Rusia y Ucrania. En este caso se trata de las empresas energéticas.

Un gravamen similar, llamado "renta inesperada", fue propuesto por el Frente de Todos hace pocas semanas, aunque rotundamente rechazado por Juntos. Se buscaba captar el excedente generado por grandes exportadores gracias a las consecuencias de la guerra.

Reino Unido avanza para financiar ayudas estatales con un impuesto a las ganancias extraordinarias

El primer ministro Boris Johnson lanzó un paquete de 15.000 millones de libras para ayudar a hogares a hacer frente a la crisis desatada por la inflación, la más alta en varias décadas, ocasionada por el conflicto bélico.

Las ayudas estatales serán parcialmente financiadas por un impuesto temporal del 25% sobre los beneficios extraordinarios de los gigantes energéticos de petróleo y gas. Se estima una recaudación cercana a los 6.280 millones de dólares.

Reino Unido avanza para financiar ayudas estatales con un impuesto a las ganancias extraordinarias

Además, los hogares más vulnerables del Reino Unido recibirán “al menos 1200 dólares durante el año”, como así también una ayuda por el “costo de vida” de 820 dólares, un aumento de los subsidios y la duplicación del descuento en la tarifa de energía.

A cambio del aporte extraordinario, las empresas recibirán un desgravado fiscal que les permitirá continuar con las inversiones en el sector. “Cuanto más invierta una empresa, menos impuesto pagará”, destacaron funcionarios británicos.

Tweet de data diario