Después de 22 años, Platense volvió a la primera división tras derrotar por penales a Estudiantes de Río Cuarto. Por supuesto hubo alegría en el pueblo calamar y en redes sociales fue bien tomada la vuelta de un histórico equipo de la primera que estuvo más de dos décadas en el ascenso.

En twitter un usuario recordó, de manera simpática, un video de un pequeño hincha de Platense que se negaba a los "sobornos" de helado que les ofrecía Marcelo Tinelli para que digan ser hinchas de San Lorenzo. Por supuesto, todo era risas hasta que apareció el protagonista y contó una historia que sorprendió a todos.

ᴄʀɪsᴛɪᴀɴ ɢɪɢʟɪ on Twitter

El usuario @gigli_cristian subió el video donde se ve a un pequeño junto a Tinelli que le insiste que diga que es de San Lorenzo a cambio de un helado. Tras la insistencia, el nene le dijo: "Entonces no lo quiero al helado", generando risas en todo el estudio y ganándose los aplausos y la felicitación de su padre.

Fue el propio niño, que ahora conocemos como Federico quien contó detalles de esa situación en redes sociales. "Ese nene soy yo, y cada vez que veo el video me angustia mucho. No queria ser de platense, yo quería ser de River. Pero sabía que eso podía traerme un gravísimo problema con mi viejo. Entonces no me quedó otra que resignar el helado y los muñecos que me ofrecía Tinelli", contó.

Efe Tineo on Twitter

Federico, continuó con su relato a través de twitter donde dio más detalles y explicó por qué era esa angustia que comentaba. "Tendría 5 años y, probablemente como cualquier nene, prefería comer el helado. Y todo fue risas para la cámara. Me acuerdo a la perfeccion como si hubiese sido ayer ese momento. De terminar de rechazar el helado y mirar a mi viejo como preguntandole "estuve bien?". Y en un siguiente tweet, ya reveló una historia muy fuerte: "El terror con el que me acerqué a mi viejo. Porque yo tenía que ser sí o sí de platense. No podía elegir otro club, porque sino se me venía la noche [...] Está claro que ese terror no era casual. Sé que por decir que era hincha de otro club se podía venir una golpiza infernal, como las que estaba acostumbrado. Así que obviamente rechazar el helado era algo menor ante esa circunstancia."

No Hay DT on Twitter