En una nota con Libero, Matías Almeyda rompió el silencio y habló de cómo perjudicaron a River para que se vaya al descenso. El Pelado aseguró que el club se vio afectado por la pelea entre Julio Grondona y Daniel Passarella.

Tras la derrota contra Belgrano, Almeyda decidió ponerle punto final a su carrera como futbolista, para poder dirigir a River en el peor momento de su historia. “Tenía que cerrar mi ciclo de jugador, que terminó horrible. Lo mío era amor, no huevos. Era amor de verdad por la camiseta. Cuando volví a jugar a los 35 años les dije que no me pagaran, pero no existía eso, entonces tenía el sueldo mínimo. Fue el amor, la pasión, la bronca, porque yo sé por qué nos fuimos a la B, comenzó diciendo quien ahora dirige en la MLS.

TyC Sports on Twitter

 

Nos hundieron mal, pero ya pasó. Muchos hablan de Grondona porque ya no está. En ese momento, Daniel se lo dijo en la cara porque el manejo no era el ideal”, agregó convencido de que al Millonario lo perjudicaron.

Como ejemplo, nombró el Superclásico en la Bombonera, donde el equipo de JJ López cayó por 2-0. “Adentro de la cancha te dabas cuenta. Cuando nosotros jugamos con Boca, si estaba el VAR no sé cuántos penales nos tenían que cobrar. Iba a dirigir Baldassi y esa noche lo tuvieron que operar. Y dirigió el chico Loustau, que es hincha de Boca. No es una acusación, son casualidades, apuntó.

Durante ese encuentro, Almeyda se fue expulsado de la Bombonera rodeado de policías, mientras se besaba el escudo mirando a la gente de Boca. “Antes le venía diciendo: vos me vas a echar porque sos del sistema. Era el amor mío y la protesta. Me hubiera encantado hacerlo después de hacer un golazo contra Boca. Tuve dos juicios esa vez, incitación a la violencia y otra cosa más, no me querían dejar salir del estadio. Era mi manera de sacar esa injusticia que había vivido dentro. Yo estaba grande como para no darme cuenta”, aseguró el ex futbolista.

 

De todas formas, el DT considera que a pesar del duro momento, el club se unificó con el objetivo de volver a primera: “Fue un año que había que dedicarle al club y a la gente, que salió por todos lados a apoyar a River

Por último, confesó que todo el esfuerzo dio sus frutos: “Se tenía que vivir tanto dolor para que después vinieran las alegrías de estos años. Creo que volvió mejor que antes, porque el River de ahora es el mejor de la historia. Han construido el estadio, ganaron títulos, venden jugadores, han comprado jugadores por fortuna. Este era el River que pretendimos toda la vida”.

No Hay DT on Twitter