Argentina sufrió, la pasó mal, pero batalló hasta el último suspiro y se quedó con el gran premio. El conjunto Albiceleste se impuso ante Rusia en los cuartos de final del Mundial de Futsal de Lituania tras una dramática tanda de penales luego de empatar 1-1 en el tiempo reglamentario. 

Ambos conjuntos se volvieron a ver las caras tras la última final del año 2016 dónde justamente Argentina también lo venció y se consagró como el gran campeón del mundo en aquella temporada. Ahora, el equipo de Matías Raúl Lucuix, irá en busca del bicampeonato.

Para conseguir el pase a la final primero se deberá enfrentar contra un conocido de toda la vida: Brasil. El clásico sudamericano vuelve a aparecer para el deporte internacional.

Argentina comenzó arriba en el marcador con un tanto del capitán Leandro Cuzzolino a tan solo cinco minutos del arranque del partido. Pero cuando restaban otros cinco para terminar el PT, el ruso Antoshkin se anticipó al arquero Sarmiento en la salida y puso el empate 1-1 que se mantuvo en todo el tiempo reglamentario restante.

La paridad y la tensión siguió minuto a minuto. Argentina terminó conviviendo con la sexta falta durante buena parte del segundo tiempo y en las dos etapas suplementarias. Sarmiento debió vestirse de héroe en la primera prórroga para taparle una sexta falta a Yanar Asadov.

El cronómetro llego al 0 y el árbitro sentenció el partido hacia la tanda de penales. En una definición dramática con dos atajados por cada equipo, Argentina se consagró 5-4 y consiguió el pase a las semifinales. 

Ahora, el campeón defensor irá por un lugar en la definición el miércoles, cuando enfrente a Brasil que se impuso sobre Marruecos por 1-0 este domingo previo al encuentro de Argentina.

El duelo se jugará el próximo 29 de septiembre, con horario a definir. España-Portugal e Irán-Kajastán jugarán los otros cuartos de final y definirán a los otros semifinalistas.