Barcelona y Sevilla protagonizaron un duelo tan apasionante como intenso en la Copa del Rey, donde el conjunto blaugrana pudo dar vuelta la serie tras ganar 3 a 0 en tiempo suplementario en el Camp Nou. El partido tuvo de todo, y hasta un penal errado por parte de Lucas Ocampos. Los de Sevilla habían ganado la ida 2 a 0, pero no les alcanzó.

En ese contexto de euforia, tal como se vio en los festejos de Lionel Messi, también hubo enojo por parte de la gente del Sevilla que no pudo acceder a la final de la Copa del Rey. Pero, a la salida del partido tuvo un fuerte cruce con la dirigencia del equipo rival.

Según informó el periodista Sique Rodríguez en el programa "El Golazo de gol", el rosarino se cruzó con Monchi, secretario técnico del Sevilla y con Pepe Castro, el presidente del club andaluz. Según el periodista, camino al vestuario Messi escuchó que los dirigentes se quejaron diciendo "Siempre ganan igual".

El astro argentino no se guardó nada, y no dudó enfrentarse con esos directivos: "Se van a casa calentitos", les dijo. Ya en la previa la relación entre el Barcelona y los directivos del Sevilla era tensa, cuando Monchi había catalogado al DT blaugrana, Ronald Koeman, de "llorón".

 

No Hay DT on Twitter